Firmes y pavimentos 2017-12-28T16:25:55+00:00

FIRMES Y PAVIMENTOS

El uso del hormigón

Los pavimentos de hormigón poseen unas cualidades técnicas, económicas y ecológicas que los convierten en la solución óptima en muchas situaciones. Se trata de una alternativa que contribuye a una mayor sostenibilidad económica y medioambiental, dada su elevada durabilidad y reducido mantenimiento, que permite un uso más eficiente de los recursos.

El uso de cemento y hormigón en los firmes de las carreteras es necesario para alcanzar una movilidad sostenible:

  • Los pavimentos continuos de hormigón armado son la mejor solución en autopistas de tráfico pesado elevado como ha quedado demostrado en la “Y Asturiana”, en servicio desde 1976 (más de 40 años).
  • Los pavimentos de hormigón en vías rurales es la solución más económica de construir, ya que no necesita una capa de base, y garantiza el tránsito de los vehículos agrícolas durante más de 40 años.
  • Los materiales tratados con cemento para explanas y bases de carretera permiten mejorar el comportamiento estructural del firme y alargar su vida útil.
  • El refuerzo delgado de hormigón con losas cortas sobre firmes existentes constituye una técnica de rehabilitación de larga duración, fácil de ejecutar y prestacionalmente óptima.
  • El reciclado de firmes con cemento es una alternativa medioambientalmente inmejorable para la rehabilitación de todo tipo de carreteras.
  • En el ámbito urbano, los pavimentos de hormigón son la solución estética más deseable por su versatilidad en cuanto a texturas (hormigón impreso) y en cuanto a colores (hormigón pigmentado).
  • Las plataformas reservadas tanto para el transporte público (autobuses y tranvías) como para ciclistas y peatones encuentran en el hormigón la solución que mejor satisface sus necesidades (evitando roderas y otros defectos no deseados).

Ventajas

Conoce algunas de las ventajas de los pavimentos de hormigón:

Los pavimentos de hormigón generan un menor impacto ambiental

Los pavimentos de hormigón permiten el empleo de recursos locales y son materiales totalmente reciclables al final de su vida.

Permiten capturar y reducir el CO2 presente en la atmósfera, retirando entre 4 y 12 millones de Kg de CO2 al año por cada 100 km de carretera en hormigón construidos.

Los pavimentos de hormigón son más durables

La vida útil de diseño de los pavimentos de hormigón es de 40 años, aunque existen experiencias, tanto a nivel nacional (Y de Asturias, Sevilla-Cádiz, algún tramo de la Autopista del Mediterráneo), como a nivel internacional (I-20 en Estados Unidos o la autopista Bruselas-Lieja en Bélgica), que han superado esta cifra y alcanzan hasta 60 años en servicio.

Los pavimentos son más económicos

Aunque los costes iniciales de construcción pueden ser ligeramente superiores a otras soluciones, los pavimentos en servicio han demostrado que los menores costes de mantenimiento y los menores costes de conservación hacen que estos pavimentos resulten a largo plazo mucho más económicos.

Si a esto añadimos los costes sociales y económicos indirectos de las operaciones de mantenimiento (exposición de los trabajadores en la carretera, consumo de combustible en los atascos, horas laborales perdidas por la congestión, etc.), los pavimentos de hormigón son, sin duda alguna, la solución más sostenible.

Los pavimentos de hormigón son más seguros

El hormigón es un material no inflamable permitiendo el acceso de los equipos de salvamento, por lo que la legislación española obliga a su utilización en túneles de longitud superior al kilómetro. Por este mismo motivo, la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos recomienda su utilización en todos los túneles de carretera, independientemente de su longitud.

Los pavimentos de hormigón son más visibles

Tienen una mayor luminosidad, debido a su color claro, lo que permite reducir el consumo eléctrico derivado de la iluminación de las carreteras.

Esta mayor reflexión genera, además, superficies frías (efecto albedo), lo que elimina las islas de calor en los entornos urbanos, reduciendo la temperatura ambiente hasta en 2ºC.

Los pavimentos de hormigón reducen el consumo de combustible

Diversos estudios internacionales prueban que los vehículos pesados consumen hasta un 6,8% menos de combustible cuando circulan sobre pavimentos de hormigón. Este efecto se debe a la menor deformación vertical del neumático, lo que reduce la disipación de energía y, con ello, el consumo de combustible. Puede traducirse para España en un ahorro de unos 20.000 millones de € al año.

La realización de pavimentos favorecen la competencia

La presencia en un mercado de diferentes soluciones evita la aparición de los mercados monopolísticos, favorece la competencia y, en consecuencia, impulsa la innovación, la reducción de costes y la mejora técnica de todas las alternativas presentes en el mercado.

Publicaciones relacionadas de interés